Argentina: paro nacional de camioneros el 27 de junio

Associated Press
Un camionero duerme en un autobús estacionado frente a una refinería de combustible en las afueras de Buenos Aires, Argentina, el jueves 21 de junio de 2012. El líder de la principal central sindical de Argentina, Hugo Moyano, amenaza con una huelga nacional de camioneros y transporte en medio de una guerra abierta con la presidenta Cristina Fernández por los reclamos de aumentos salariales para los trabajadores. (AP foto/Natacha Pisarenko)
.

View gallery

BUENOS AIRES (AP) — El líder de la principal central sindical de Argentina, el combativo Hugo Moyano, anunció el jueves un paro nacional de camioneros para el 27 de junio en medio de una guerra abierta con la presidenta Cristina Fernández por el reclamo de distintas demandas laborales.

Moyano dijo a periodistas que el paro nacional irá acompañado de una movilización a Plaza de Mayo, frente a la casa de gobierno, e invitó a "todos los que se sientan perjudicados" por el gobierno a sumarse a la protesta.

El sindicalista era hasta hace unos meses aliado incondicional de Fernández, pero en los últimos tiempos su relación con la presidenta empeoró de tal forma que ya no se hablan.

"Le pedimos una vez más a la presidenta que deje de lado su soberbia y de creer que por sacar 54% de los votos (en las elecciones de octubre en las que resultó reelegida) puede hacer lo que quiera en el país", dijo el jefe del gremio de los choferes de camiones y titular de la Confederación General del Trabajo (CGT).

La protesta de alcance nacional dejaría virtualmente paralizado al país. El gremio de camioneros abarca los sectores de transporte pesado, de larga distancia, de recolección de residuos, de materiales peligrosos y de caudales, entre otros.

Moyano también anunció el final del paro de transporte de combustibles que se había iniciado el miércoles y que debía terminar el viernes, luego de que la patronal acordó con los trabajadores un aumento salarial de 25,5%.

Esa protesta estaba generando graves problemas de abastecimiento de gasolina, gasoil y gas en gran parte del país y llevó al gobierno a demandar al combativo sindicalista y a su hijo Pablo Moyano --secretario adjunto del gremio de camioneros--, por "amenazas, coacción agravada y entorpecimiento de los servicios públicos". La producción de gas y electricidad en Argentina tienen fuerte componente de petróleo.

Acerca de la protesta del 27 de junio, el líder sindical exigió al Ejecutivo que "aumente el mínimo no imponible" del impuesto a las ganancias, un viejo reclamo de Moyano a la presidenta para que mejore el poder adquisitivo de los trabajadores ante un escenario de inflación anual de 25%.

Moyano también exigió que los subsidios que reciben desempleados, trabajadores con bajos ingresos y personas que trabajan en negro por sus hijos sean extensibles a todos los trabajadores.

"Hay que terminar con la discriminación de nuestros hijos y con ese dinero que se les retiene a los trabajadores... un perverso impuesto al trabajo", afirmó.

Además se quejó de que en Argentina "no se puede reclamar, no se pueden hacer protestas, no se puede ejercer el derecho a huelga. Esto pasaba en la dictadura militar (1976-1983)".

La presidenta ha pedido en reiteradas ocasiones a los trabajadores responsabilidad en sus reclamos en medio de una crisis internacional que está afectando la economía del país.

Además de criticar duramente a Moyano, el gobierno también cuestionó el jueves la "absoluta falta de colaboración" de la patronal del transporte en el conflicto por el paro de camioneros del sector de combustibles. Dijo que el Ejecutivo la demandará por el supuesto incumplimiento de la ley de soberanía hidrocarburífera al no permitir que se agilice la distribución de combustibles.

Al salir al cruce de las acusaciones del oficialismo, Luis Morales, titular de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, dijo a periodistas que la patronal no hizo ningún boicot para perjudicar al gobierno y negó cualquier posibilidad de "connivencia" con el gremio de camioneros.

Además anunció el aumento salarial de 25,5% que se dará desde julio y de forma escalonada hasta marzo de 2013. Los trabajadores exigían originalmente un aumento de 30% y el pago de un bono extraordinario de 700 dólares.

View Comments (0)