WATCH LIVE:

Indígenas venezolanos: Alemania debe devolver roca

Associated Press

CARACAS (AP) — Una roca de 35 toneladas que está en exhibición en un parque de Berlín suscitó en Venezuela la protesta de un grupo de indígenas de la etnia Pemón que exigió el jueves su devolución por considerar que se trata de una pieza de valor espiritual.

Más de 100 indígenas marcharon hacia la embajada de Alemania en Caracas, levantando lanzas ornamentales y gritando: "¡Devuelvan la piedra!".

"No es simplemente una piedra. Es parte de nuestra cultura y ellos tienen que devolverla", dijo Melchor Flores, de 37 años, un representante de la etnia Pemón, que encabezó la marcha.

Dijo que la roca, conocida por los pemones como la "Piedra Kueka" debe ser devuelta a su comunidad en La Gran Sabana, una majestuosa llanura de 10.820 kilómetros cuadrados, que forma parte del parque nacional Canaima.

Flores y otros viajaron toda la noche en autobús desde esa región para llegar a Caracas.

En Berlín, el artista Wolfgang Kraker von Schwarzenfeld dijo que la protesta es la más reciente polémica sobre la piedra en lo que ha sido una saga de 15 años. Von Schwarzenfeld removió la roca de Canaima en 1997. Dijo que a pesar de tener permiso de las autoridades venezolanas y la documentación en la que se certificaba que la roca fue dada como un regalo para "el pueblo alemán", la operación inicial se vio frenado por funcionarios locales que pensaban que había sido robada.

Se retrasó su traslado aún más después que la roca de arenisca roja, equivocadamente fue catalogada como jaspe, una piedra semipreciosa, que también se encuentra en la zona.

Von Schwarzenfeld, dijo que indígenas pemones le ayudaron a elegir la roca y nunca hubo alguna duda que sugiriese que tenía un valor religioso o cultural para esa comunidad aborigen.

Sugirió que el gobierno de Hugo Chávez pudo haber contribuido a la actual polémica con el fin de garantizar el respaldo político de los Pemón de cara a los comicios presidenciales del 7 de octubre. Acotó que dos vídeos en YouTube han ayudado a difundir la idea de que la piedra es una reliquia sagrada.

"No es una piedra de jaspe, esa no fue robada, no es una piedra sagrada — es una lástima que se necesiten tantas mentiras para hacer este conflicto y es por eso es muy importante volver a la verdad", manifestó el artista el jueves en el parque Tiergarten de Berlín, donde la piedra es una de las cinco que componen su obra "Global Stone".

El embajador de Alemania en Caracas, Georg-Clemens Dick, se reunió con los manifestantes frente a la embajada en Caracas y les dijo que iba a discutir sus demandas con funcionarios del gobierno de Berlín.

Leyendo una declaración, Dick dijo que ya ha hablado con funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela sobre las demandas de la etnia Pemón, y destacó que traer de vuelta a la roca podría no ser una tarea sencilla.

"Les ruego que comprenden la dificultad que implica una acción de esta naturaleza". expresó.

Von Schwarzenfeld dijo que el alza de la polémica actual se debe a que se ha centrado la atención en los pueblos originarios de Venezuela y sus derechos.

"La forma más sencilla de resolver el problema ... es hablar con los pueblos indígenas, decirles que esto fue un error y pedir disculpas, pedir perdón, y también pedir que por favor, donen la piedra a la gente del mundo", indicó, y agregó que la exhibición de piedras es un "proyecto de paz mundial".

___

El corresponsal de The Associated Press David Rising en Berlín contribuyó con esta información.

View Comments (5)