Lanvin, Nina Ricci y Balmain en París

Associated Press
Modelos presentan piezas de la colección del diseñador Peter Copping para la colección de confección de Nina Ricci otoño-invierno 2013 el jueves 28 de febrero de 2013 en París. (Foto AP/ Zacharie Scheurer)
.

View gallery

PARIS (AP) — Desde hace años los estilos masculinos han sido inevitables en las pasarelas de París, pero en la Semana de la Moda las colecciones otoño invierno 2013 fueron diferentes y no se arrepentían de ser abiertamente femeninas.

Nina Ricci remitió a las bailarinas con una pasarela que, además de cortes suaves y detalles profusos, incluyó una presentación en vivo de piano. Balmain adornó a sus damas con joyas, mientras que el mensaje de Lanvin era muy claro: el siglo XX es la historia del glamur femenino.

LANVIN

El diseñador Alber Elbaz llevó el jueves a los invitados de Lanvin a un viaje enciclopédico para el otoño.

La creativa pasarela del diseñador israelí con 52 modelos diferentes tenía referencias que iban de las pieles de los años 1930, a los satenes de los 40, las faldas abombadas de los 50 y las mangas y hombros inflados de los estilos más modernos.

Algunas de sus piezas en satén también tenían mucha flora y fauna de jardines como libélulas, polillas, escarabajos y mariposas. Entre tantas referencias no sorprende que varias modelos llevaran collares dorados con la palabra "help".

Pero lo que permitió que Elbaz mantuviera la belleza en medio de esta profusión de elementos fue la feminidad por encima de todo.

Sus pieles fueron manejadas de forma sublime y las chaquetas teñidas con estolas aparentemente interminables encarnaron realmente la elegancia del periodo de preguerra.

BALMAIN

Balmain viajó al lejano oriente para el invierno y regresó con princesas siamesas y joyas de la corona para su colección de confección.

Sedas orientales drapeadas con piezas adornadas con joyas que embellecían sus siluetas curvilíneas, cinturas ceñidísimas y pantalones arabescos de seda a la cintura definieron su estética.

El diseñador Olivier Rousteing, de 27 años, ha avanzado bastante para imprimir el espíritu de la casa en su exuberancia juvenil.

Y no es un logro menor: Se trata de su cuarta temporada en la famosa casa, fundada poco antes del surgimiento de la Segunda Guerra Mundial.

"Vibrante, moderna y real" fueron las palabras empleadas para describir su colección.

Los hombros puntiagudos con toques de los 80 encarnaban lo vibrante y lo moderno, pero lo real, ante las amplias franjas metálicas, cristales de candelabro y sus chaquetas de lana metálica, era quizá un término un poco forzado.

NINA RICCI

El desfile de Nina Ricci fue moda teatral.

La música venía de la interpretación en vivo de las hermanas Katia y Marielle Labeque, quienes tocaron en pianos de cola "Two Movements for Two Pianos" de Phillip Glass.

La danza fue la inspiración del desfile que incluyó modelos con el pelo recogido, tacones puntiagudos y zapatillas de bailarina.

Aunque la colección no se arriesgó mucho, era suave, accesible y, por momentos, muy sensual.

Las modelos, con los labios pintados de rojo, caminaron con piezas negras, hueso y rosa pálido con siluetas que iban de lo largo a lo súper corto, acompañadas por escotes reveladores.

Algunas faldas maravillosas a la rodilla demostraron la fascinación del diseñador Peter Copping con lo antiguo y lo romántico.

____

Thomas Adamson está en Twitter como //Twitter.com/ThomasAdamsonAP

View Comments (0)