Llega a Colombia narcoparamilitar deportado de Venezuela

Associated Press
Diego Pérez Henao, líder de la banda colombiana de Los Rastrojos, fue deportado de Venezuela a Colombia, donde enfrentará una posible extradición a Estados Unidos por cargos pendientes por narcotráfico. Bogotá, miércoles 25 de julio de 2012. (AP foto/Fernando Vergara)
.

View photo

Diego Pérez Henao, líder de la banda colombiana de Los Rastrojos, fue deportado de Venezuela a Colombia, donde enfrentará una posible extradición a Estados Unidos por cargos pendientes por narcotráfico. Bogotá, miércoles 25 de julio de 2012. (AP foto/Fernando Vergara)

BOGOTA (AP) — Un buscado y temible jefe narcoparamilitar colombiano llegó el miércoles a Bogotá deportado desde Venezuela y ahora enfrenta una posible extradición a Estados Unidos, donde tiene cargos pendientes por narcotráfico.

Diego Pérez Henao, líder de la banda Los Rastrojos, es descrito por la policía colombiana como uno de los criminales más siniestros y violentos.

Pérez Henao, de 41 años y conocido como alias "Diego Rastrojo", fue entregado al mediodía del miércoles a las autoridades de Colombia en Caracas y voló en una nave de la policía judicial colombiana a Bogotá.

Al bajar de la nave, el narcotraficante caminó despacio. Con bigote, vestía pantalones jeans oscuros y chaqueta azul, llevaba las manos esposadas, sin chaleco antibalas y abordó una camioneta policial rumbo a la sede de la policía judicial.

Pérez Henao, sobre quien pesa desde el 2011 una acusación en Florida por conspiración para traficar cocaína, era uno de los hombres más buscados del país y por su captura Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares, mientras Colombia tenía una recompensa de hasta 1.200 millones de pesos (unos 600.000 dólares).

Las autoridades venezolanas deportaron también a otros siete colombianos, algunos de ellos vinculados a las actividades de Pérez Henao.

Los funcionarios colombianos entregaron a su vez a las autoridades de Caracas al colombiano Luis Alberto Cartagena David, acusado en Venezuela por asesinato, y a los venezolanos Luis Edgar Sojo, Alvaro Luis Ospino y Víctor Rafael Reales Hoyos, con cargos pendientes de asesinato y narcotráfico.

Ospino y Reales Hoyos son requeridos por Venezuela por su presunta vinculación en los asesinatos del veterinario Francisco Larrazábal y el periodista Orel Sambrano, en los que está implicado también el presunto narcotraficante venezolano, Walid Makled, que fue extraditado por Colombia a Venezuela en el 2011.

Pérez Henao fue capturado el 3 de junio en una finca venezolana donde aparentaba ser un capataz y los 10 escoltas que lo acompañaban simulaban ser trabajadores de campo, según informes de la policía colombiana.

Fue capturado en la zona del estado venezolano de Barinas por uniformados venezolanos y con la colaboración de datos ofrecidos por Colombia.

En Colombia, Pérez Henao tiene investigaciones pendientes por 66 homicidios, cinco desapariciones forzadas, cinco desplazamientos forzados y cuatro secuestros extorsivos, según la Fiscalía.

El caso de Pérez Henao fue al menos el cuarto en años reciente en que uno de los más importantes narcoparamilitares colombianos es detenido o muerto en Venezuela.

En febrero del 2008 fue asesinado en el vecino país Wilber Varela, de 50 años, uno de los líderes del cartel de Norte del Valle, y por quien Estados Unidos ofrecía hasta cinco millones de dólares de recompensa a quien ayudara a capturarlo.

Pérez Henao fue uno de los lugartenientes de Varela en el cartel del Norte del Valle y figura máxima del "ala más violenta" de esa organización e incluso se le ha señalado de haber estado detrás del asesinato de su antiguo patrón.

Los informes oficiales indican que el narcotraficante deportado es miembro de las FARC y fue reclutado por el cartel en los años 90, en un cruce de bandos que suele ocurrir en el conflicto armado interno alimentado en parte por el negocio ilegal de las drogas.

En noviembre de 2011 fue capturado en la ciudad costera venezolana de Maracay Maximiliano Bonilla Orozco, alias "Valenciano", por quien Estados Unidos también ofrecía cinco millones de dólares por información que condujeran a su captura. Fue deportado a Colombia en diciembre para que respondiera por cargos de embarcar toneladas de cocaína hacia aquel país.

Los narcoparamilitares Héctor Buitrago Parada, alias "Martín Llanos", y su hermano Nelson Orlando Buitrago Parada, conocido como el "Caballo", fueron detenidos a comienzos de febrero de 2012 en el estado oriental de Anzoátegui y deportados poco después hacia Colombia.

Según las autoridades colombianas, esos capos y otros traficantes menores tanto como miembros de las guerrillas de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se encuentran en Venezuela con el conocimiento de sus autoridades. El gobierno del presidente Hugo Chávez lo niega.

__________

La corresponsal de Associated Press Fabiola Sánchez reportó desde Caracas y Vivian Sequera en Bogotá.

View Comments (2)