Mercosur suspende a Paraguay, incorpora a Venezuela en julio

Associated Press
La presidenta argentina Cristina Fernández, a la izquierda, y su colega brasileña Dilma Rousseff posan para los fotógrafos antes del inicio de la cumbre de mandatarios del Mercosur en Mendoza, Argentina, el viernes 29 de junio de 2012. (AP foto/Natacha Pisarenko)
.

View gallery

La presidenta argentina Cristina Fernández, a la izquierda, y su colega brasileña Dilma Rousseff posan …

MENDOZA, Argentina (AP) — Los presidentes del Mercosur resolvieron el viernes suspender la participación de Paraguay hasta las próximas elecciones generales en ese país en abril de 2013, una decisión inédita en la historia del bloque que permitió al mismo tiempo avanzar en la demorada incorporación de Venezuela como socio pleno.

Mercosur resolvió "suspender temporalmente" a Paraguay "hasta que lleve a cabo el proceso democrático que instale la soberanía popular con elecciones libres y democráticas", dijo la presidenta argentina Cristina Fernández al detallar las conclusiones de la cumbre de mandatarios que se celebra en Mendoza, 1.099 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

La medida contra Paraguay, la primera de este tipo aplicada en el seno del Mercosur contra uno de sus miembros, es en rechazo a la destitución de Fernando Lugo de la presidencia de ese país, que el bloque consideró ilegítima.

También anunció que "no se aplicarán, de ningún modo, sanciones económicas" al país sudamericano. La suspensión "no disminuye el compromiso con el bienestar y el desarrollo del Paraguay ni debe producir perjuicio alguno para el pueblo paraguayo", agregó Fernández.

La medida supone excluir a Paraguay del derecho de participar en organismos del Mercosur y de las deliberaciones del bloque y la pérdida de derechos de voto y veto.

A propuesta de Sebastián Piñera, el presidente de Chile --estado asociado al Mercosur--, también se resolvió la conformación de una comisión integrada por representantes de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) que hará un seguimiento de la situación en Paraguay hasta las elecciones del próximo año.

"El Mercosur y la Unasur van a aceptar la voluntad del pueblo paraguayo expresado en elecciones libres y democráticas, cualquiera sea el resultado de esas elecciones", indicó Fernández.

Además, señaló que se adoptó una resolución por la cual el 31 de julio "Venezuela será incorporada como miembro pleno" durante un encuentro regional en Río de Janeiro.

Este anuncio está estrechamente ligado a la suspensión de Paraguay por tratarse del único socio fundador del Mercosur cuyo parlamento todavía no había aprobado el ingreso de Venezuela.

El gobierno de Hugo Chávez había solicitado formalmente unirse al Mercosur en julio de 2006 y ya contaba con el aval de los parlamentos de Argentina, Brasil y Uruguay.

Desde Venezuela, Chávez expresó su satisfacción por el anuncio y criticó al Legislativo paraguayo que, dijo, "dio el golpe de estado contra Lugo". Añadió que es "un ejemplo clarito de los enclaves autoritarios que quedaron en este continente a la caída de las dictaduras, aquellas militares de extrema derecha subordinadas al imperio yanqui".

Consideró que el Congreso paraguayo tuvo "una actitud furibunda contra Venezuela, acusando a mi, acusando a Venezuela y además causándole un gran daño a la unidad de nuestra América, un gran daño al mismo Mercosur y al propio Paraguay".

A causa de la destitución de Lugo, Petróleos de Venezuela (PDVSA) anuló el viernes el convenio bilateral de provisión de gasóleo para motores diesel a Paraguay.

"Sudamérica tiene recursos naturales muy importantes. Es una de las regiones más ricas en materia de minerales, de hidrocarburos, de reservas de agua. Tenemos un tercio de las reservas de agua del mundo, de las tierras cultivables, más del 45% de la producción de soja, de cobre y ahora con la integración de Venezuela hay una enorme expectativa de que la integración energética pueda ser una realidad en el futuro", comentó a AP Alicia Barcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Lugo fue destituido el viernes de la semana pasada en un juicio político por mal desempeño de sus funciones pocos días después de la muerte de cerca de una veintena de policías y campesinos durante el desalojo de una hacienda usurpada. El ex mandatario tuvo menos de un día para preparar su defensa, lo que generó un fuerte rechazo de sus vecinos.

Los miembros plenos del bloque económico y los países asociados --Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú-- primero condenaron "la ruptura del orden democrático" ocurrida en Paraguay y luego prohibieron al nuevo gobierno paraguayo participar en la cumbre de Mendoza.

Tras oficializarse la suspensión de Paraguay, Lugo destacó en un breve contacto con la prensa que el Mercosur se ajustó "a sus normas y evitó castigar a la población paraguaya con una eventual sanción económica".

En tanto que el presidente Federico Franco, quien asumió tras la destitución de Lugo y completará su mandato, evitó manifestarse sobre la resolución del bloque y se aguarda un comunicado de cancillería.

El viernes Estados Unidos manifestó en un comunicado de su embajada en Asunción que "no prejuzgaremos con nuestra evaluación los acontecimientos en Paraguay" y que para ello aguardará la evaluación de una misión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) que llegará a ese país el domingo y será encabezada por el secretario general José Miguel Insulza.

La sanción contra Paraguay se aplicó sobre la base del Protocolo de Ushuaia de 1998, que estipula que "la vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial para el desarrollo de los procesos de integración".

Además establece que la suspensión del país afectado cesará "cuando se ha verificado el pleno restablecimiento del orden democrático".

"Nosotros tenemos en la constitución del Mercosur un compromiso democrático fundamental. Tenemos que hacer nuestros mejores esfuerzos para que las elecciones del próximo año en Paraguay sean democráticas, libres y justas", reclamó la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Tras el cierre de la cumbre, se iniciaban las deliberaciones de la Unasur, integrada por los miembros del Mercosur junto con Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela que también se pronunciará con medidas en contra del nuevo gobierno paraguayo.

Por otro lado, Alvaro Ons, director general de Integración y Mercosur del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, señaló que el jueves se resolvió no modificar el arancel externo común del bloque regional en su comercio con terceros países.

Argentina y Brasil habían propuesto elevar el arancel externo de 22% a 35%, el máximo permitido por la Organización Mundial del Comercio.

"Lo que se resolvió (es) que cada uno de los Estados parte del Mercosur pueden aumentar su arancel nacional por encima del arancel externo común para hasta 200 posiciones arancelarias", dijo Ons.

Los ministros de Economía de los países del Mercosur coincidieron el jueves en que miembros del bloque deberían coordinar políticas contracíclicas para contrarrestar el impacto negativo de la crisis internacional y también remarcaron la importancia de continuar avanzando en la relación con China y con las demás economías asiáticas.

-----

Los periodistas de The Associated Press Almudena Calatrava y Débora Rey en Buenos Aires, Pedro Servín en Asunción colaboraron con esta nota.

View Comments (34)