Mint, otro Linux para quienes quieren explorar el mundo fuera de Windows

lanacion.com

Una de las grandes virtudes de Linux (un sistema operativo libre para PC y otros dispositivos) es la cantidad innumerable de versiones disponibles. Estas distribuciones, además, son en su enorme mayoría de uso gratis, y representan una buena alternativa para los que no desean invertir en una licencia de Windows o quieren explorar -sin gastar- alternativas para la computadora hogareña.

Hemos recomendado en varias ocasiones opciones sencillas de usar e instalar que tienen herramientas iguales o muy similares a las que pueden encontrarse en Windows, destacando la ductilidad de las distribuciones disponibles y cómo hacer para probarlas sin complicarse demasiado , usando un CD regrabable o un pendrive, para no afectar el Windows instalado en la computadora.

En los últimos años fue Ubuntu el que más hizo para facilitarle el trabajo a los neófitos que venían de Windows, automatizando y simplificando procesos de instalación, creando un sitio amigable, sumando instrucciones de instalación y uso en lenguaje no técnico e incluso haciendo acuerdo para preinstalarlo en equipos de marca , pero la elección de la interfaz de usuario Unity (algo rígida) le hizo perder adeptos.

Una de las alternativas que venía creciendo en popularidad era Linux Mint (gratis), y los últimos números de DistroWatch , un sitio que lista las diferentes distribuciones y su popularidad, lo dan como el rey de 2012. Mint usa a Ubuntu como base, por lo que aprovecha algunas de sus herramientas (como la que permite instalarlo dentro de Windows para poder usarlo sin afectar la instalación original) y viene con una gran cantidad de componentes multimedia preinstalados, para facilitar la reproducción de audio y video, entre otras cosas (las distribuciones más "puras" suelen evitar esto para promover el uso de estándares libres de audio y video).

Hace poco más de un mes Linux Mint liberó su versión más reciente, Nadia 14, que incluye dos entornos de escritorio que resultarán muy agradables para quienes no se sienten cómodos con Unity, porque mantienen el esquema tradicional de Windows y Gnome 2.x: una barra de herramientas en la parte inferior de la pantalla, ventanas con los botones de control a la derecha, etcétera.

Linux Mint 14 tiene dos versiones: MATE (basado en Gnome 2.x, y cuyo nombre está inspirado en la yerba mate) y Cinnamon (canela, en inglés) de aspecto similar pero con algunos detalles visuales más atractivos: menús de notificaciones más sofisticados, escritorios virtuales persistentes, miniaturas en el administrador de ventanas y más.

cómo instalarlo

Cualquiera de ellas se puede meter en un pendrive o disco externo y correr desde allí o, si se quiere, instalarlas en la PC, junto con Windows (es compatible con Windows 8) o en una partición nueva. Alcanza con descargar el archivo ISO de instalación (hay uno para MATE y otro para Cinnamon). Ese archivo (900 MB, aproximadamente) se puede grabar en un DVD con una aplicación para quemar imágenes de disco: en Windows está el freeware CDBurnerXP , por ejemplo. Con el disco en la lectora, al encender al PC debería cargar primero Mint antes que Windows (si no, habrá que cambiar una configuración en el BIOS). Podremos usarlo como si estuviera instalado en la PC y luego, si queremos, instalarlo en el disco rígido de nuestra computadora, cuidando de hacerlo en una partición vacía o dentro de Windows.

Otra opción es instalarlo en una memoria USB (de 2 GB o más de capacidad). Para eso hay que usar la aplicación Image Writer (gratis, hay que cliquear donde dice win32diskimager-binary.zip para descargar el archivo). Luego habrá que cambiar la extensión del archivo de .ISO a .IMG para que Image Writer reconozca el archivo y pueda copiarlo en el pendrive (atención que borrará todo lo que está allí).

Si al prender la PC con el pendrive conectado no lo reconoce, habrá que cambiar el orden de carga de sistemas operativos, una opción que suele aparecer apenas se prende la PC (y que no estará disponible si la computadora es muy vieja) para ordenarle que cargue primero el contenido de la memoria USB.

Para quienes estén pensando en probar una distribución de Linux y buscan reducir el "choque cultural" con una interfaz de usuario que sea parecida -pero no idéntica- a la del Windows tradicional, y que además sea sencillo de usar, tienen en Linux Mint 14 Nadia una opción muy atractiva.

View Comments (4)