Muere tecladista fundador de The Doors

Associated Press
En esta foto del 16 de agosto del 2012, Ray Manzarek toca en la fiesta inaugural del Festival de Música de Sunset Strip, en honor a The Doors, en el House of Blues en West Hollywood, California. Manzarek, el tecladista fundador de The Doors, falleció el lunes 20 de mayo del 2013. Tenía 74 años. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP, Archivo)
.

View gallery

Ray Manzarek, el tecladista y miembro fundador de The Doors, cuyas melodías versátiles tuvieron un impacto dramático en el rock, ha muerto. Tenía 74 años.

Manzarek falleció el lunes en la Clínica RoMed en Rosenheim, Alemania, rodeado de su familia, dijo la publicista Heidi Robinson-Fitzgerald. Según la representante, el mánager del músico, Tom Vitorino, confirmó que Manzarek murió debido a un cáncer del conducto biliar.

La alineación original de los Doors, que además de Manzarek incluía al barítono Jim Morrison, al baterista John Densmore y al guitarrista Robbie Krieger, estuvo unida pocos años y grabó sólo seis álbumes de estudio. Pero los seguidores de la banda se mantuvieron fieles durante décadas tras la muerte de Morrison en 1971. Los Doors han vendido más de 100 millones de álbumes y canciones como "Light My Fire" y "Riders On the Storm" son clásicas del rock.

Fuera de Morrison, Manzarek era el integrante del grupo con el estilo más distintivo, con lentes y cabello rubio ondeado que lo hacían parecer más un profesor de literatura inglesa que un astro del rock. Musicalmente, el delirante órgano de Manzarek en "Light My Fire" creó uno de los sonidos más reconocibles de la historia del rock.

Con muchas otras canciones también pareció encontrar el toque exacto, las teclas relajadas de música de salón en "Riders On the Storm"; el efecto líquido de "The Crystal Ship"; el escándalo de los bares en "Roadhouse Blues". Los Doors siempre se consideraron algo más que una banda de rock y Manzarek, Densmore y Krieger solían lograr una armonía que mezclaba rock, blues y jazz con las letras poéticas y profundas de Morrison.

"No había un tecladista en el mundo más apropiado para acompañar las palabras de Jim Morrison", dijo Densmore en un comunicado. "Ray, me sentí totalmente en sincronía musical contigo. Era como si fuéramos una sola mente, sosteniendo la base para que Robby y Jim flotaran sobre ella. Extraño a mi hermano musical".

Los Doors fueron incorporados al Salón de la Fama del Rock and Roll en 1993. Sus discos han sido reeditados numerosas ocasiones y el grupo fue retratado en la película de Oliver Stone "The Doors" de 1991, protagonizada por Val Kilmer como Morrison y Kyle MacLachlan como Manzarek, quien se quejó de que la película estereotipara a Morrison como un borracho sin remedio y omitiera sus momentos más felices y calmados.

La fama de los Doors no ha cambiado con los años, a pesar de que son de los pocos grupos que no han permitido que su música se use en anuncios de productos, una fuente de gran tensión entre sus miembros sobrevivientes. Supuestamente, Manzarek y Krieger apoyaban el uso de su música en comerciales, mientras que Densmore se ha resistido. El grupo también tuvo pleitos cuando Krieger y Manzarek crearon la banda Doors of the 21st Century. Densmore se quejó y Krieger y Manzarek terminaron por presentarse con otros nombres.

Tras la muerte de Morrison, Manzarek trató brevemente de mantenerlos unidos con los discos "Other Voices" y "Full Circle", pero no tuvieron éxito comercial. Tocó en otros grupos y trabajó con músicos como X e Iggy Pop. También escribió el libro de memorias "Light My Fire" y la novela "The Poet In Exile", en la que se imagina recibiendo mensajes de un artista muerto parecido a Morrison.

Manzarek y Morrison se conocieron en 1965 en Venice Beach en California.

"Hablamos un rato antes de decidir que haríamos un grupo juntos y ganaríamos un millón de dólares", dijo Manzarek a Billboard en 1967.

Para 1966 se les había unido Krieger y Densmore y eran una sensación en vivo, especialmente por su interpretación dramática de "The End". Se presentaban frecuentemente en el club Whisky a Go Go en Los Angeles antes de firmar un contrato con Elektra Records y lanzar su álbum homónimo en 1967, uno de los discos debut más renombrados de la historia.

"Para mí, para cualquiera que estuvo ahí, fue un era fantástica", dijo Manzarek al diario The Republican en Massachusetts en una entrevista el año pasado. "Pensamos que podíamos cambiar el mundo, hacerlo más amigable para el cristianismo, el islamismo, el judaísmo, el budismo, el hinduismo. Pensamos que se podía, los niños de la generación de posguerra de los años 50 estábamos verdaderamente enamorados de la vida y habíamos abierto las puertas de la percepción. Y estábamos enamorados de estar vivos y queríamos esparcir el amor por el mundo y en todo el planeta para hacer que la paz, el amor y la armonía prevalecieran en la Tierra, mientras fumábamos marihuana, bailábamos como locos y teníamos tanto sexo como fuera posible".

A Manzarek le sobreviven su esposa, Dorothy, su hijo Pablo y dos hermanos, Rick y James.

View Comments