Rusia grabó llamada telefónica de sospechoso

Associated Press
La madre de los dos sospechosos de las explosiones del Maratón de Boston, Zubeidat Tsarnaeva, habla en una conferencia de prensa en Makhachkala, en la provincia de Dagestán, en el sur de Rusia, el jueves 25 de abril del 2013. Las autoridades rusas grabaron en secreto una conversación telefónica del 2011 en la cual el principal sospechoso de las explosiones de Boston hablaba vagamente sobre el yihad con su madre, revelaron las autoridades el sábado 27 de abril del 2013. (Foto AP/Musa Sadulayev)
.

View gallery

WASHINGTON (AP) — Las autoridades rusas grabaron en secreto una conversación telefónica del 2011 en la cual el principal sospechoso de las explosiones de Boston hablaba vagamente sobre la yihad con su madre Zubeidat Tsarnaeva, revelaron el sábado las autoridades, días después de que el gobierno de Estados Unidos finalmente recibió detalles de la llamada.

En otra conversación, la madre del sospechoso ahora muerto Tamerlan Tsarnaev fue grabada cuando hablaba con un hombre en la región del Cáucaso del sur de Rusia. Actualmente, ese sujeto es investigado por el FBI en un caso no relacionado con los ataques en el Maratón de Boston, dijo Jacqueline Maguire, portavoz del FBI en Washington.

Las conversaciones son importantes porque, si hubieran sido reveladas antes, podrían haber significado suficiente evidencia para que el FBI iniciara una investigación más minuciosa sobre la familia Tsarnaev.

Tal como el caso fue presentado, las autoridades rusas sólo le dijeron al FBI que les preocupaba que Tamerlan y su madre fueran extremistas religiosos. Sin información adicional, el FBI realizó una investigación limitada y cerró el caso en junio del 2011.

Dos años después, dicen las autoridades, Tamerlan y su hermano Dzhohkar, detonaron dos bombas de fabricación rústica cerca de la meta del Maratón de Boston, lo que mató a tres personas y dejó heridas a otras 260. Tamerlan murió acribillado en un tiroteo con la policía y Dzhohkar está detenido.

La semana pasada, las autoridades rusas entregaron la información que tenían a Estados Unidos, sobre Tamerlan y su madre. La familia Tsarnaev, que es de origen checheno, emigró del sur de Rusia al área de Boston hace 11 años.

Aunque el FBI hubiera recibido la información sobre las grabaciones rusas, no está claro si el gobierno hubiera podido impedir el atentado.

A principios de 2011, el servicio se seguridad interna de Rusia, el FSB, interceptó una conversación entre Tamerlan y su madre, en la que hablaban vagamente sobre la Yihad, según funcionarios estadounidenses que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre las pesquisas a la prensa.

En la conversación entre madre e hijo, hablan de la posibilidad de que Tamerlan fuera a Palestina, pero él le dice a su madre que no hablaba el idioma, según los funcionarios que revisaron la información que Rusia compartió con Estados Unidos.

En una segunda llamada, Zubeidat Tsaernaeva conversa con un hombre en la región del Cáucaso de Rusia al que investigaba el FBI. Jacqueline Maguire, portavoz de la Oficina de Campo del FBI en Washington que seguía la investigación, se abstuvo de hacer declaraciones sobre el asunto.

La conversación no contenía información que dejara entrever una conjura en el interior de Estados Unidos, dijeron las autoridades.

Se desconocía de inmediato por qué las autoridades rusas no compartieron más información en aquel momento. No es inusual que los países, incluido Estados Unidos, sean reservados con autoridades de otros países en cuanto a la información que recaudan.

El FSB dijo el domingo que no haría declaraciones sobre el particular.

Jim Treacy, agregada legal del FBI en Moscú entre el 2007 y el 2009, señaló que se había pedido ayuda sobre la actividad chechena en Estados Unidos con posible relación sobre terrorismo.

"Un día cualquiera tenemos una cooperación muy buena", dijo Treacy. "Al siguiente no recibimos nada", apuntó.

Zubeidat Tsarnaeva ha negado que ella o sus hijos estuvieran involucrados en terrorismo. La mujer afirmó que sus hijos fueron objeto de una trampa de las autoridades estadounidenses.

Pero Ruslan Tsarni, un tío de los hermanos Tsarnaev y ex cuñado de Zubeidat, dijo el sábado que cree que la madre tuvo una "gran influencia" mientras su hijo mayor intensificaba su fe musulmana y decidía dejar el boxeo y los estudios.

Después de recibir limitada información de Rusia en marzo del 2011, el FBI inició una investigación preliminar sobre Tamerlan y su madre, pero el enfoque fue extremadamente restringido de acuerdo a los procedimientos internos del FBI.

Después de unos cuantos meses, el FBI no encontró pruebas de que Tamerlán o su madre estuvieran implicados en terrorismo. La agencia solicitó más información a Rusia pero al no recibir respuesta cerró el caso en junio del 2011.

En el segundo semestre de 2011, el FSB pasó la misma información a la CIA. De nuevo el FBI solicitó a Rusia más detalles pero no hubo respuesta. La CIA declinó el sábado hacer declaraciones.

Las autoridades dijeron que no han advertido relación entre ambos hermanos y algún grupo terrorista extranjero. Dzhohkar dijo a los interrogadores del FBI que él y su hermano estaban furiosos por las guerras en Afganistán e Irak y las muertes de civiles islámicos en ambos países.

La familia ha comentado que Tamerlan era apático a su religión hasta el 2008 o 2009, cuando conoció a un musulmán conservador conocido por ellos como Misha. Los familiares señalan que el hombre influyó para que Tamerlan asumiera una posición islámica más radical.

___

Los periodistas Associated Press, Adam Goldman en Washington y Michael Kunzelman en Boston, contribuyeron a este despacho.

View Comments (1)