Sube a 290 cifra de muertos en Bangladesh

Associated Press
Una mujer sobreviviente es retirada el jueves 25 de abril de 2013 de los escombros del edificio colapsado el miércoles en Savar, cerca de Dacca, Bangladesh. (Foto AP/Kevin Frayer)
.

View gallery

SAVAR, Bangladesh (AP) — Cuadrillas de trabajadores se abrieron paso el viernes más profundamente entre los escombros de un edificio de fábricas de prendas de vestir que colapsó dos días antes, esperando realizar rescates milagrosos que impidan que aumente la cifra de víctimas fatales, mientras enojados familiares de los desaparecidos se enfrentaban con la policía.

Algunos de los atrapados bajo losas de concreto en el edificio Rana Plaza, en Savar, un suburbio de Dacca, seguían con vida, dijeron rescatistas, pero presentan heridas tan graves y están tan debilitados que tienen que ser sacados del lugar en pocas horas para que logren sobrevivir.

Rescatistas tuvieron que cortar la lacerada mano derecha de Mussamat Anna para poder sacar a la trabajadora de 18 años de entre los escombros el jueves por la noche.

"Primero una máquina cayó sobre mi mano y quedé aplastada bajo los escombros. ... Después el techó colapsó sobre mí", dijo el viernes a un camarógrafo de The Associated Press en su cama de hospital.

El general brigadier Mohammed Siddiqul Alam Shikder, quien supervisa a los equipos militares de rescate, dijo que la cifra de muertos había aumentado a 290 y que han sido rescatadas 2.200 personas. La Asociación de Fabricantes y Exportadores de Prendas de Vestir de Bangladesh dijo que las fábricas ubicadas en el edificio empleaban a 3.122 trabajadores, pero no está claro cuántos estaban dentro cuando colapso el miércoles.

Cientos de rescatistas, algunos arrastrándose entre la maza de escombros, pasaron un tercer día de trabajo entre sollozos de personas atrapadas y gemidos de familiares de trabajadores reunidos frete al edificio que albergaba varias fábricas de ropa y un puñado de empresas de otro tipo.

La policía acordonó el sitio, empujando hacia atrás a miles de transeúntes y familiares de víctimas, después de que rescatistas dijeron que estaban entorpeciendo su trabajo.

Estallaron enfrentamientos entre familiares de personas atrapadas y policías, quienes utilizaron bastones para dispersar a la multitud. La policía dijo que 50 personas resultaron heridas en los enfrentamientos.

"Queremos ingresar al edificio y encontrar a nuestra gente ahora. Van a morir si no los encontramos pronto", dijo Shahinur Rahman, cuya madre está desaparecida.

El mayor Abdul Latif, un rescatista del ejército, dijo que encontró a un sobreviviente que aún está atrapado bajo losas de concreto, rodeado de varios cadáveres. En otro lugar del edificio fueron encontrados cuatro sobrevivientes bajo inmovilizados bajo escombros, dijo un oficial de los bomberos.

Los rescatistas dijeron que estaban procediendo con mucha cautela dentro del desmoronado edificio, utilizando sus manos, martillos y palas para evitar más daño a los sobrevivientes atrapados y evitar más desplomes.

Un funcionario militar, el general de división Chowdhury Hasan Suhrawardy dijo a reporteros que las operaciones de búsqueda y rescate continuarían al menos hasta el sábado.

"Sabemos que un ser humano puede sobrevivir hasta 72 horas en esta situación. Así que los esfuerzos continuarán ininterrumpidamente", señaló.

El martes, día anterior al fatal colapso del edificio, la policía ordenó a los administradores que evacuaran el inmueble debido a la aparición de grietas profundas y visibles en los muros, pero las empresas desobedecieron y siguieron operando, dijeron funcionarios el jueves.

Una amplia sección del edificio de ocho pisos se vino abajo el miércoles.

El desastre en Savar es el peor ocurrido en la poderosa y floreciente industria de la confección de Bangladesh; sucedió menos de cinco meses después de que un incendio mató a 112 personas en una fábrica de ropa, lo que subraya las pésimas condiciones de inseguridad que enfrentan los trabajadores de esta industria que produce prendas de marca que se venden en todo el mundo.

Algunas de las empresas alojadas en el edificio que colapsó dijeron que entre sus clientes están minoristas gigantes, como la cadena Wal-Mart.

View Comments (0)