¿Cansancio excesivo? Podría deberse a que llegó la primavera

Texto: Carmen Murtagh

Te quedas dormida en cualquier lugar o te cuesta levantarte por la mañana, vuelves del trabajo extenuada sin motivos suficientes, sientes un cansancio excesivo. Algo anda mal, pero no logras descifrar qué es. Puede que las alergias estacionales estén desencadenando en ti una “fatiga crónica”. ¡Sigue leyendo!

100% de fatiga y 0% de energía. - Foto: Thinkstock

El cansancio: ¿un síntoma de alergia?

La fatiga crónica es un agotamiento inexplicable, persistente y limitante, similar al de un estado gripal o a tener pocas horas de sueño. Y la rinitis alérgica (alergia nasal o “fiebre del heno”) es una de sus causas más comunes, de acuerdo con el sitio especializado en salud WebMD.

1, 2, 3… ¡arriba!

Es difícil concentrarse cuando estás debilitado por los síntomas de alergia que inhiben tus habilidades cognitivas. ¿Qué medidas puedes tomar para que esta fatiga no limite tu vida cotidiana?

Para confirmar un diagnóstico, el médico evaluará tus síntomas y, a través de un test, determinará si tus alergias son provocadas por el polen, insectos (ácaros del polvo o cucarachas), caspa de animales, moho, hongos, cambios de clima o algún otro alérgeno, informa WebMD. Así, podrán encontrar un medicamento apropiado, que no produzca somnolencia.

Además de la consulta médica como primera medida, la especialista en alergias Dra. Neeta Ogden, sugiere a Yahoo estos tips para implementar en casa:

·       Checa el pronóstico de polen en la mañana y programa actividades acordes al aire libre.

·       Al volver a casa, toma una ducha, lava tu cabello y cámbiate de ropa.

·       Antes de acostarte, remueve las partículas de polen de tu rostro con toallitas de limpieza.

·       Pon una cesta junto a la puerta donde dejar los sombreros y gafas de sol cuando entren a la casa.

·       Mantén las ventanas cerradas desde la mañana hasta la tarde.

·       Si tienes aire acondicionado, úsalo luego de cambiar el filtro.

·       Considera colocar un purificador de aire para tu dormitorio.

·      Limpia a tu mascota cuando entre al hogar.

Por su parte, Linda MacConnell, profesora en la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad A.T. Still (ATSU) de Arizona, nos recomienda:

·       Usa fundas hipoalergénicas para almohadas y colchones.

·       Aspira y limpia el polvo de tu casa diariamente.

·       El magnesio (presente en la espinaca y en la col rizada), los probióticos (lo encuentras en el miso, yogur griego), la vitamina C, los bioflavonoides (están en las coles de Bruselas, ajo, mango y té verde) y la quercetina (en manzanas, cebollas, perejil y salvia) son nutrientes que podrían disminuir las alergias de forma natural y aumentar la energía.

Finalmente, la nutricionista Kate Von recomienda a Yahoo estos alimentos para aliviar las alergias: polen de abeja, hongo reishi, omega 3, aceite esencial de orégano, entre otros. Y durante los días pico de la alergia sugiere evitar alimentos picantes, fermentados, vegetales crudos, productos lácteos, carnes procesadas, berenjena, tomate, vinagre y alcohol.

No dejes de consultar a un especialista en alergias para iniciar un tratamiento adecuado.

Fuentes consultadas: entrevistas realizadas a la Dra. Neeta Ogden, miembro del Consejo Médico-Científico de la Fundación de Asma y Alergia de América (AAFA), miembro del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI), portavoz de la ACAAI y miembro de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI). Linda MacConnell, profesora en la Escuela de Ciencias de la Salud de Arizona de la A.T. Still University y Kate Von, nutricionista.

También te puede interesar:
Cuando la alergia al polen es una molestia: conoce sus síntomas y tratamientos
Para poder diferenciarlos: descubre los síntomas de la gripe, el resfriado y la alergia