Ácido tranexámico reduce el riesgo de hemorragia postparto después de una cesárea

Gene Emery
·1 min read

Por Gene Emery

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las embarazadas tratadas con ácido tranexámico después de la cesárea son un 16% menos propensas a tener una hemorragia postparto, de acuerdo con el estudio TRAAP2.

La prueba en 4.431 mujeres reveló que el 26,7% del grupo tratado había perdido más de 1.000 ml o necesitó una transfusión dentro de los dos días posteriores a la cirugía. En el grupo tratado con placebo, fue del 31,6% (p=0,003).

"El mensaje más importante es que el ácido tranexámico funciona cuando se administra con uterotónicos", dijo el autor principal, doctor Loic Sentilhes, de el Hospital de la Universidad de Burdeos, Francia. "El efecto no es grande", de modo que no modificaría la práctica. "Pero el riesgo de eventos adversos es muy bajo".

Se necesitan más datos, continuó. Y, en este momento, el uso del tratamiento como rutina sería "cuestionable. Ningún efecto es lo suficientemente alto como para recomendarlo para todas las mujeres".

El estudio TRAAP2 publicado en New England Journal of Medicine se hizo en 27 maternidades de Francia sobre mujeres con 34 semanas de gestación o más.

A todas se les administró un uterotónico profiláctico por vía IV con 1 g de ácido tranexámico o placebo, en general dentro de los tres minutos posteriores al parto (en un cuarto de los casos fue más tarde, lo que es una violación del protocolo).

"El único riesgo de un evento adverso en esa dosis es un aumento de los efectos adversos gastrointestinales", dijo Sentilhes.

El nivel de satisfacción materna era similar entre ambos grupos a los dos días y después de los dos meses.

FUENTE: The New England Journal of Medicine, 28 de abril del 2021