Columna: ¿'Machete' para el Senado de Estados Unidos? La audaz decisión que podría tomar el gobernador de California

Gustavo Arellano
·6 min read
Actor Danny Trejo, right, and chef John-Carlos Kuramoto cook up their vegan cauliflower taco at Trejo's Cantina in Hollywood.
El actor Danny Trejo, a la derecha, y el chef John-Carlos Kuramoto cocinan su taco vegano de coliflor en Trejo's Cantina en Hollywood. (Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Con una horchata sabor a dátil en una mano y un cuaderno en la otra, me paré frente a Trejo's Coffee and Donuts en Hollywood con una propuesta modesta para cualquiera que pasara: Danny Trejo para senador de Estados Unidos. Sí, ese Danny Trejo. De rostro despeinado, bigotudo. Apodado por un útil instrumento agrícola, Trejo ha protagonizado muchas películas de terror.

Realmente, ¿quién es mejor que ‘Machete’ para reemplazar a la senadora Kamala Harris?

¿Alex Padilla, secretario de Estado de California? Puede ser, pero será demasiado moderado para los progresistas. ¿La senadora estatal María Elena Durazo? Demasiado progresista para los moderados. ¿El fiscal general Xavier Becerra? Demasiado bueno en su trabajo como para perderlo en un lugar donde será uno de los cien votos en lugar de su papel actual como un, sí, un machete de la justicia (Además, el presidente electo Joe Biden podría llamar a Becerra para que forme parte de su gabinete).

¿El alcalde de Long Beach, Robert García? ¿La supervisora del condado de Los Ángeles Hilda Solís? ¿La congresista del condado de Orange, Katie Porter?

No, no, y no hasta que el condado de Orange sea finalmente realmente azul.

Además, mencioné a todos esos políticos a la multitud multicultural y moderna que acudió a Trejo's Coffee en una mañana reciente para disfrutar de deliciosas donas y burritos para un desayuno de último momento. Las superestrellas demócratas de California no se identifican con ellos en absoluto.

¿Pero Trejo?

Todos con los que hablé sonrieron rápidamente, lo pensaron un poco y luego sonrieron un poco más.

Un grupo de talentos de TikTok se sentó en un Toyota Tundra en el estacionamiento de Trejo. Ofrecieron con entusiasmo su respaldo entre mordiscos de donas.

"Es un personaje discreto", dijo uno.

"Un hombre sabio y lógico”, dijo otro.

"Él sabe lo que quiere la gente", murmuró un tercero. "Abrió un lugar de tacos y un lugar de donas".

(Se identificaron con nombres que resultaron ser una colección de memes de Internet, pensando que podrían sacarle uno a este reportero de la Generación X. Ah, joven).

Fuera de Trejo's. "¡Él es el hombre!", dijo el mecánico de 32 años. Mencionó las colectas de juguetes de Trejo para niños y los discursos para estudiantes de preparatoria. “Se hizo grande, pero nunca dejó que la fama le afectara".

London Thompson, un comerciante de 21 años, salió con una caja de color rosa brillante adornada con la silueta de la sonrisa de Trejo.

“Respeto muchísimo a ese hombre”, manifestó. "Es un genio".

Su amiga de Oklahoma, Kameron Swift, se mostró más escéptica. "Las celebridades atraen el voto popular", dijo la joven de 21 años. "Es como si dijéramos que elegimos a una celebridad, en lugar de a una persona realmente erudita”.

“Eso sería mejor que la otra alternativa: los políticos”, replicó Thompson.

En el interior, el barista Luke Bellwood, de 29 años, preparaba bebidas. Un aviso pegado a la puerta decía "Es obligatorio cubrirse con mascarilla" con una foto de Trejo con el ceño fruncido y un machete.

"Es un ícono de Los Ángeles", dijo Bellwood, un residente de East Hollywood. “Hombre de la comunidad y un jefe maravilloso. Si fuera senador sería genial".

Si tan solo los políticos de California estuvieran tan entusiasmados con mi idea.

Le pedí un comentario al gobernador Gavin Newsom, quien puede elegir al reemplazo de Harris; su portavoz envió un clip de YouTube de una conferencia de prensa del 9 de noviembre donde Newsom dijo que "el proceso apenas está comenzando a desarrollarse", pero que será "inclusivo".

No obtuve respuesta del congresista Tony Cárdenas, quien estuvo allí para mostrar su apoyo a principios de este año a su amigo personal cuando el Ayuntamiento de Los Ángeles declaró que el 31 de enero era el Día de Danny Trejo.

Cuando le pregunté al director general de la Asociación Nacional Hispana de Profesionales de Bienes Raíces, Gary Acosta, su opinión fue simplemente "no hay escasez de californianos latinos calificados".

Qué manera de estropear la fiesta.

Podrían haber pensado que estaba bromeando. Ustedes, amables lectores, probablemente también lo piensen.

No lo estoy.

La elección de Newsom para reemplazar a Harris será una de las más importantes de su carrera, y una que molestará a todos excepto al nuevo senador. Es por eso que necesitamos un candidato de unidad, alguien alrededor del cual todos los californianos puedan unirse en estos tiempos divididos.

Y cuanto más revisaba la larga lista de aspirantes de Newsom, más pensaba en Trejo.

Su candidatura lleva consigo multitudes.

Es el epítome de alguien que se levantó de la nada y demostró que todo es posible si simplemente trabajas.

Temporadas en prisión y décadas de sobriedad ofrecen a Trejo una visión personal de la justicia penal y la adicción, dos problemas importantes de California.

Es propietario de una pequeña empresa con un imperio de tacos en crecimiento que sabe cómo equilibrar un libro de contabilidad y comprende que el gobierno puede ser tanto amigo como enemigo.

Este hombre nativo del Valle de San Fernando sería el primer senador de Estados Unidos nacido y criado en el Sur de California en más de 50 años (¿el último? El senador republicano Thomas Kuchel, el orgullo de mi ciudad natal de Anaheim).

Trejo ha defendido durante mucho tiempo que sus fanáticos se involucren en política, participando en esfuerzos para promover el voto e incluso vendiendo donas rojas, blancas y azules en el período previo al día de las elecciones.

Es alguien a quien tanto demócratas como republicanos apoyarían, porque ¿quién puede odiarlo?, él es angelino más simpático desde Huell Howser.

No tiene el ego de las celebridades anteriores convertidas en políticos como Arnold Schwarzenegger o Donald Trump, por lo que no tenemos que preocuparnos por un showman sin nada que mostrar al final de su mandato. Su dominio de la pantalla y el podio hace que Ronald Reagan parezca tan bien hablado como Dan Quayle.

Y, oh sí, Trejo es latino y sería el primer senador estadounidense de California de ascendencia mexicana.

Trejo está tan comprometido con el trabajo que no estuvo disponible ni para ofrecer una declaración para esta columna: está filmando un proyecto.

Simplemente mi tipo de político: responsable de sus tareas.

Por cierto, no soy la primera persona en pensar que debería postularse para un cargo superior. En 2017, Anthony Bourdain me dijo en su programa de CNN, Parts Unknown, que Trejo debería postularse para presidente.

“Se ve bien sin camisa”, dijo el difunto autor. “Donald Trump no puede decir eso. Bill Clinton no puede decir eso".

Más adelante en el episodio, Bourdain fue a la Cantina de Trejo en Cahuenga para elogiar a su futuro presidente.

Trejo, siempre humilde, se desvió.

“Todo lo bueno que me ha pasado ha sucedido como resultado directo de ayudar a otra persona”, le dijo a Bourdain. "Todo".

Dudo que Newsom siquiera piense en considerar a Trejo. Pero debería. La política no siempre debe tratarse de personas con información privilegiada, o individuos que sienten que merecen un puesto solo porque dedicaron su tiempo o demostraron ser leales a un partido o persona. Nuestra democracia necesita continuas sacudidas de los plebeyos para mantener honesta a la clase política.

Además, Gavin: imagina los titulares.

El Sr. 'Machete' va a Washington.

Hagamos de California un 'Machete'.

O el mejor:

Newsom elige al candidato más calificado para convertirse en el próximo senador de California.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times.