Dana Point nombrado primer Sitio de Patrimonio de Ballenas en EE.UU

Mary Forgione
·5 min read
Whales flock to Dana Point, which was just named the first U.S. Whale Heritage Site 2.
Dana Point fue nombrado el miércoles el primer sitio patrimonio de ballenas en EE.UU. (Mike Meyers / Dana Wharf Whale Watching)

Dos mujeres que operan tours rivales de avistamiento de ballenas en Dana Point se unieron para trabajar para que su amado pedazo de costa fuera nombrado uno de los lugares más balleneros del mundo. Sus esfuerzos han dado sus frutos.

El miércoles, Dana Point se convirtió en el primer Sitio Patrimonio de Ballenas en Estados Unidos, una distinción que comparte con la Bahía de Hervey en Australia, Bluff en Sudáfrica y la recién nombrada Zona Marina de Tenerife-La Gomera en España. La designación reconoce áreas conocidas por tener vínculos culturales e interacciones respetuosas con las ballenas y los delfines.

“Realmente es algo que consolidará a Dana Point como la capital mundial del avistamiento de ballenas y delfines”, dijo Donna Kalez, copresidenta de Dana Wharf Sportfishing & Whale Watching. “Ha sido un sueño desde hace mucho tiempo”. Su padre, Don Hansen, inició las excursiones de avistamiento de ballenas en el sur de California en la década de 1960 y fue el pionero del primer festival de ballenas hace medio siglo, lazos históricos que sitúan a la ciudad costera del condado de Orange en la carrera.

Gisele Anderson, vicepresidenta de Captain Dave’s, dijo que la designación atraerá a visitantes que quieran ver cinco especies de ballenas y cinco especies de delfines que prosperan en las aguas de la punta. “Tenemos más delfines salvajes por milla cuadrada que en cualquier otra parte del mundo”, subrayó Anderson, señalando que 450.000 delfines comunes viven entre el sur de California y Baja California, México.

Aún así, esa no es la razón por la que Dana Point se convirtió en patrimonio.

Ben Williamson, director de programas de World Animal Protection U.S., explicó que los sitios se seleccionan por otras razones. “Se trata del patrimonio, la cultura, la educación y la sostenibilidad de la conservación”, expuso. Su organización mundial sin ánimo de lucro se asocia con la Alianza Mundial de Cetáceos con la esperanza de crear “un mundo en el que los cetáceos solo vivan en la naturaleza, donde coexistan en armonía con las personas”.

Ambas organizaciones se oponen a que los delfines y las ballenas se mantengan en cautiverio, donde se les conserva en tanques mucho más pequeños que su hábitat natural y se les obliga a realizar trucos. El programa Whale Heritage Site ofrece a los visitantes la oportunidad de interactuar de forma responsable con los animales y verlos en su hábitat natural, y formar a las generaciones futuras para que también busquen interacciones auténticas.

Pero volvamos a las ballenas.

Los visitantes de Dana Point que realizan una excursión de tan solo 2 horas y media pueden ver ballenas grises en su migración de ida y vuelta entre Alaska y las aguas cálidas de México (desde ahora hasta mayo). En la década de 2000 empezaron a aparecer también ballenas azules, de aleta y minke, lo que convirtió la zona en un destino de avistamiento de ballenas durante todo el año.

Kalez y Anderson tuvieron la idea de elevar el perfil de Dana Point y su patrimonio ballenero cuando viajaron a otros estados y países, como Alaska, Hawái y Australia, para estudiar sus operaciones de observación de ballenas. Después de comparar notas, las dos se dieron cuenta de que el pequeño puerto natural de Dana Point tenía acceso a un avistamiento de vida silvestre más robusto que casi cualquier otro lugar.

“En Boston, viajan cuatro horas para ir a ver una ballena jorobada, y luego viajan cuatro horas de regreso sin ver nada más”, dijo Kalez. “Lo bueno de donde estamos es que podemos viajar siete millas para ver una ballena jorobada y en el camino de regreso ver cuatro tipos de delfines”.

Las dos mujeres admiten que en su día fueron feroces rivales, compitiendo por los dólares de los turistas y por los mejores lugares de observación de ballenas en la costa. Hace unos años dejaron de lado sus diferencias para aprovechar el orgullo común que sienten por su comunidad y por los mamíferos que han hecho famoso a Dana Point. Hace dos años trabajaron juntas para registrar Dana Point como “La Capital Mundial de Avistamiento de Delfines y Ballenas” en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

“Fue iniciado por mi papá y su amor por las ballenas grises, y el hecho de que pasaran por el puerto de Dana Point cada año como las golondrinas que vuelven a San Juan Capistrano”, manifestó Kalez.

Anderson citó a su esposo, el capitán Dave, quien comparó Dana Point con las llanuras salvajes del Serengueti. “¿Quién va a África y luego va a un zoológico para ver animales en cautiverio?” dijo Anderson. “Pero la gente viene aquí y pasa por el Serengeti del océano para ir a verlos en cautiverio”.

Excursiones de avistamiento de ballenas en Dana Point

Capt. Dave’s lleva a los visitantes en seis embarcaciones, incluido un velero catamarán de alta velocidad llamado Manute’a para realizar excursiones de 2½ horas de ballenas y delfines todos los días. Los boletos cuestan $65 para adultos (mayores de 13 años) y $45 para niños. La capacidad a bordo del barco, con capacidad para 49 personas, es limitada y se requieren mascarillas debido a la pandemia de COVID-19. La empresa también ofrece excursiones en pequeñas embarcaciones Zodiac. Información: Capt. Dave’s.

Dana Wharf Sportfishing & Whale Watching cuenta con varios barcos en su flota y ofrece excursiones de dos horas que cuestan $56 para adultos mayores de 13 años y $39 para niños. La empresa también cumple con los protocolos COVID-19, que incluyen una capacidad reducida en los barcos y requisitos de mascarilla. Información: Dana Wharf Sportfishing and Whale Watching.

Este año se celebra el 50º aniversario del Festival de Ballenas de Dana Point. El evento, que generalmente se lleva a cabo durante dos fines de semana, se limitará este año al 6 y 7 de marzo, en parte debido a la pandemia. Contará con eventos virtuales y presenciales. Más información: Festival de Ballenas de Dana Point.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times.