Dos estudios amplían el papel del control continuo de glucosa en pacientes con diabetes tipo 2

·2 min read

Por Redacción Reuters

NUEVA YORK (Reuters Health) - Dos estudios respaldan el aumento del uso del control continuo de glucosa (MCG) en tiempo real para mejorar el control de la glucosa en insulinodependientes con diabetes tipo 2 (DT2).

"Varios estudios previos habían demostrado el beneficio del MCG en los adultos y los niños con diabetes tipo 1 (DT1). Pero no había tantos estudios sobre la DT2", dijo el coautor de uno de los estudios, doctor Roy Beck, de la Fundación Centro Jaeb para la Investigación en Salud, Tampa, Florida.

Ahora hay "evidencia convincente de que el beneficio del MCG en las personas con DT2 que utilizan insulina es igual al observado en las personas con DT1", agregó.

El estudio MOBILE incluyó 175 adultos, de unos 57 años, con DT2 insulinodependiente sin insulina prandial de 15 centros de Estados Unidos. Al azar, 116 utilizaron el dispositivo Dexcom de MCG con el monitoreo por gota de sangre (MGS) según era necesario y 59 solo siguieron utilizando el MGS.

A los ocho meses, el nivel de hemoglobina A1c (HA1c) mejoró del 9,1 al 8% con el MCG y del 9 al 8,4% con MGS, una diferencia significativa ajustada por riesgo del -0,4% (IC95% -0,8/-0,1%; p=0,02).

Además, el uso del MCG versus el del MGS hizo que los grupos pasaran 3,8 horas más por día en el rango óptimo de glucosa en sangre (70-180 mg/dL) y 3,6 horas menos en el rango muy alto (>250 mg/dL).

"Todos los pacientes con DT2 tratados con insulina deberían utilizar el MCG y, ahora, hay suficiente evidencia como para que los seguros lo cubran", dijo Beck.

El otro estudio es de cohorte retrospectivo sobre más de 41.000 adultos (36.080 con DT2 y 5673 con DT1) que usaban insulina atendidos en Kaiser Permanente, Carolina del Norte. El equipo del doctor Andrew Karter siguió la evolución de 3806 pacientes que usaron el MCG y 37.947 que no lo hicieron (grupo control).

En cuatro años, el MCG en tiempo estuvo asociado con un valor de HA1c significativamente más bajo (diferencia -0,40%) y menos consultas de emergencia o internaciones por hipoglucemias (diferencia -2,73%), aunque sin una diferencia significativa en las consultas de emergencia, las internaciones u otros motivos.

FUENTE: JAMA, online 2 de junio del 2021