El himno que todos los estadounidenses cantan y que nació para homenajear a un terrorista

Hoy en día lo conocemos como un heroico acto de lucha por la libertad y en contra de la esclavitud pero, hace un siglo y medio, el ataque que perpetró el abolicionista John Brown junto a 20 de sus seguidores al arsenal de Harpers Ferry, el 16 de octubre de 1859, con el fin de hacerse con el control de la población, fue visto y juzgado como un auténtico acto terrorista.

Y es que John Brown era de la opinión de que el único modo de acabar con la esclavitud era a través de las armas y por ello no le temblaba la voz a la hora de convencer a otros para que se unieran a una insurrección armada (tenía tras de él una larga carrera de actos –algunos violentos- como líder del movimiento abolicionista).

Cabe destacar que el ataque cometido por Brown fue visto y juzgado como un acto de terrorismo debido a que en esos momentos la única vía para resolver ese tipo de problemas era mediante el diálogo entre políticos y que tanto defendía el entonces Presidente de los Estados Unidos James Buchanan, algo que finalmente no sirvió demasiado y que acabó derivando en el estallido de la Guerra Civil en abril de 1861.

[Te puede interesar: ¿Fue James Buchanan el primer y único presidente gay de los EEUU?]

Aquella insurrección liderada por John Brown fue aplastada con contundencia por el ejército, falleciendo cuatro de sus colaboradores (entre ellos sus dos hijos) y con la detención del resto, siendo juzgados unas semanas después y en cuyo juicio Brown fue encontrado culpable de cometer un acto terrorista contra el Estado y condenado a morir en la horca (fue ejecutado el 2 de diciembre de 1859).

Pero tal y como fueron sucediendo una serie de acontecimientos en los siguientes meses, cada vez fue cogiendo más cuerpo la idea de que lo que había estado haciendo John Brown no se podía considerar como terrorismo, por lo que de la noche a la mañana se convirtió en un mártir para miles de estadounidenses.

Se realizó una campaña a través de la prensa en la que se publicaron artículos defendiendo la postura de Brown frente a la esclavitud y varias fueron las composiciones musicales que se crearon y que acabaron siendo cantadas en reuniones abolicionistas.

[Te puede interesar: El ficticio ferrocarril subterráneo que ayudó a escapar a miles de esclavos]

Una de ellas es la conocida como ‘John Brown’s Song’ (tambien llamada John Brown’s Body) y que se convirtió en un auténtico himno al ser cantada por los soldados del Ejército de la Unión cuando marchaban a las batallas tras el estallido de la Guerra de Secesión.

Con el tiempo la canción sufrió algunas modificaciones, se le añadió otras partes a la letra y se le quitó lo que se consideraba como ‘politicamente incorrecto’ e incluso derivó en otras canciones que también se han hecho sumamente populares (entre ellas ‘The Battle Hymn of the Republic’).

Hoy en día, un siglo y medio después, ‘John Brown’s Song’  sigue cantándose en múltiples actos, apareciendo en innumerables películas y series de televisión e incluso es uno de los himnos que se cantan todos los domingos en las iglesias de prácticamente todos los Estados Unidos.

Estoy seguro que si leéis la estrofa Glory, glory, hallelujah!’ que se canta en el estribillo sabréis de inmediato a qué canción me estaba refiriendo.

[Te puede interesar: La trágica historia que se esconde tras la canción ‘Al alba’ de Luis Eduardo Aute]