Elefanta famélica de 70 años obligada a transportar turistas en Sri Lanka

La raquítica elefanta Tikiiri (Save the Elephant Foundation).

Se ha instado a los turistas que viajen a Sri Lanka a que boicoteen las procesiones religiosas debido a la preocupación por el maltrato de elefantes.

Los defensores de los derechos de los animales hicieron ese llamamiento tras la aparición de fotografías de una elefanta asiática raquítica de 70 años llamada Tikiiri.

Ella fue uno de los 60 animales que desfilaron por la ciudad de Kandy durante el Esala Perahera, un festival budista cuya celebración se extiende por diez días.

Su esqueleto quedaba oculto bajo un enorme disfraz. Durante diez días, ella trabaja hasta altas horas de la noche, en medio del ruido, los fuegos artificiales y el humo.

Tikiiri escondida bajo un gran disfraz durante la procesión (Save the Elephant Foundation).

Los activistas dijeron que la explotación de elefantes en Sri Lanka debe parar.

“Camina muchos kilómetros todas las noches para que la gente se sienta dichosa durante la ceremonia”, dijo Lek Chailert, fundadora de Save Elephant Foundation, una ONG tailandesa.

“Nadie ve su cuerpo huesudo o su estado de debilitamiento gracias al disfraz”.

“Nadie ve que tiene dificultad para caminar debido a que sus patas están atadas mientras camina”.

Chailert recibió el respaldo de Elisa Allen, directora de Peta, una ONG dedicada a la defensa del bienestar animal, en Reino Unido.

Dijo que la explotación de elefantes se usaba habitualmente como gancho turístico en todo Sri Lanka.

“Los elefantes no obedecen de forma natural las órdenes de los humanos ni dejan que se monten sobre su lomo”.

“Lo hacen porque los mahouts [adiestradores] llevan ganchos –varillas de hierro con un garfio afilado– para clavárselos en la carne y otras armas a las que aprendieron a temer desde cachorros”, dijo.

Tikiiri tiene 70 años (Save the Elephant Fundation).

“Los turistas pueden ayudar a los elefantes si se niegan a montarlos y evitan cualquier atractivo turístico que ofrezca paseos en elefante, que mantenga encadenados a los animales o que les obliguen a hacer cosas”, añadió.

Un portavoz del Templo del Diente de Buda que organiza el festival, dijo que Tikiiri había sido revisada por un veterinario.

David Harding