Guatemala insiste a EEUU por ayuda militar y TPS

Por LUIS ALONSO LUGO

WASHINGTON (AP) — El nuevo canciller guatemalteco pidió el martes a Estados Unidos levantar la restricción de apoyo económico y logístico a las fuerzas terrestres de su país, así como un programa migratorio temporal a sus compatriotas que residen sin autorización en el país norteamericano.

El canciller Harold Caballeros dijo a reporteros al abandonar el Departamento de Estado que la secretaria Hillary Clinton le comunicó que "le van a poner atención" al tema de la restricción aplicada al ejército guatemalteco y que continuarán la conversación. "Ellos le dieron a la embajada (estadounidense en Guatemala) recientemente unos datos y nosotros vamos a ver que esos datos se corroboren".

Caballeros sostuvo que Guatemala cumplió con los requisitos solicitados por Washington para eliminar la restricción, tales como presentar una hoja limpia en cuanto al respeto a los derechos humanos, reformas al sistema judicial y a la estructura fiscal que le permita aumentar su recaudación interna.

"Estamos luchando fuerte en el tema de los derechos humanos, se ratificó el Tratado de Roma, el congreso aprobó una reforma fiscal. En fin, se han hecho logros verdadederamente significativos", en poco más de un mes que lleva el gobierno del presidente Otto Pérez Molina, señaló Caballeros.

Guatemala insiste en que la asistencia a su ejército tiene una importancia especial dado el auge que ha experimentado en América Central el crimen organizado, a raíz de los esfuerzos antinarcóticos que Estados Unidos financia en México y Colombia.

"Para nosotros es importante que se dé el levantamento (a la restricción). Viene siendo un rezago de 1977, es como un castigo político. Ya solo quedamos nosotros con Cuba", agregó el funcionario refiriéndose a una prohibición que impuso el Congreso en 1977 ante las violaciones a los derechos humanos registrados durante la guerra civil que azotó a Guatemala durante 36 años y dejó más de 200.000 muertos hasta la firma de unos acuerdos de paz en 1996.

En los últimos 14 años, el ejército guatemalteco se redujo de casi 45.000 a 15.500 efectivos como producto de los acuerdos de paz, pero esa fuerza luce ahora insuficiente ante la situación de seguridad regional. El ex presidente Alvaro Colom dijo en una oportunidad que son necesarios al menos 2.000 soldados adicionales para resguardar adecuadamente las fronteras.

Como parte de su esfuerzo por lograr el levantamiento de la suspensión de ayuda estadounidense a las fuerzas terrestres, Colom anunció el año pasado la desclasificación de documentos castrenses relacionados a la guerra civil.

Sobre el otorgamiento de un TPS a los ciudadanos guatemaltecos, Caballeros dijo que Clinton y su equipo "nos mostraron su comprensión y sensibilidad al estado que tiene Guatemala. (Clinton) me dio la seguridad de que ellos revisan el caso y tienen una idea favorable, pero la última palabra es de Janet Napolitano", secretaria de seguridad nacional.

El TPS es un estatus migratorio especial que otorga el gobierno estadounidense a ciudadanos de países afectados por catástrofes naturales, el cual les protege de la deportación y les facilita la obtención de documentos. Los ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador gozan de TPS otorgado por Estados Unidos luego de desastres naturales.

El predecesor de Caballeros en el cargo, Haroldo Rodas, planteó a Clinton el tema de la ayuda militar y el TPS hace exactamente un año en la capital estadounidense.

___

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo