Identifican indicadores no motores del avance rápido del Parkinson

Por Megan Brooks Nueva York (Reuters Health) - En la primera consulta de un paciente con Parkinson, la detección de hipotensión ortostática, de deterioro cognitivo leve y del trastorno del comportamiento del sueño REM permitiría identificar a un subgrupo de pacientes en los que la enfermedad avanzará rápido, según sugiere un nuevo estudio. "Estos indicadores no motores ayudan a dar con un subgrupo de pacientes con Parkinson difuso/maligno en los que se podría esperar el avance más rápido de la enfermedad", publica el equipo en JAMA Neurology. "Es probable que podamos empezar a organizar a los pacientes en grupos, y así anticipar su pronóstico de acuerdo a los factores no motores de la enfermedad", dijo el doctor Ronald Postuma, del Hospital General de Montreal, Quebec, Canadá. "Los indicadores no motores son probablemente la mejor manera de anticipar un pronóstico". Hay cada vez más evidencia de que la manifestación y el pronóstico del Parkinson son altamente variables. El equipo de Postuma estudió a 113 pacientes con Parkinson idiopático de dos clínicas de trastornos del movimiento de Montreal. A todos se les hizo una evaluación integral de las características motrices y no motrices de la enfermedad al inicio del estudio. La evaluación se pudo repetir a los 4,5 años en 76 participantes. Los autores pudieron identificar tres subtipos de Parkinson: motor/avance lento, difuso/maligno e intermedio. A pesar de que los pacientes tenían la misma edad y convivían con la enfermedad desde hacía el mismo tiempo, el grupo con el fenotipo difuso/maligno era más propenso a tener un deterioro cognitivo leve, hipotensión ortostática y trastorno del comportamiento del sueño REM al inicio y al final del estudio. Además, en ese grupo, los síntomas cognitivos (OR=8,7), otros síntomas no motores (OR=10), los signos y los síntomas motores (OR=4,1 y 2,9) y los resultados totales combinados (todas las categorías, OR=8) avanzaban más rápido que en el resto. Para los autores, el estudio es "un primer paso en el manejo personalizado del Parkinson basado en la evidencia". Las doctoras Mya Caryn Schiess y Jessika Suescun, de la Facultad de Medicina de University of Texas, Houston, publican en un editorial sobre el estudio que los próximos pasos "serían validar los resultados en cohortes independientes y relacionarlos con marcadores derivados de las imágenes, la genética, la sangre y el líquido cerebroespinal, y también con otros marcadores biológicos de avance de la enfermedad". Para las editorialistas, el "beneficio primario" de estos resultados reside en que modificaron el foco de atención de la fenotipificación motriz como principal determinante de avance del Parkinson a la carga de los síntomas clínicos no motores. Los resultados aportan "un motivo claro para que todos los médicos" evalúen la hipotensión ortostática, el deterioro cognitivo leve y los trastornos del sueño en las primeras consultas de los pacientes con Parkinson. Así podrán "anticipar un pronóstica y personalizar el manejo de la enfermedad". FUENTE: JAMA Neurology, online 15 de junio del 2015.

Our goal is to create a safe and engaging place for users to connect over interests and passions. In order to improve our community experience, we are temporarily suspending article commenting