La evolución de COVID-19 no empeora con una cardiopatía congénita

Marilynn Larkin
·1 min read

Por Marilynn Larkin

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los adultos con una cardiopatía congénita no son más propensos a tener complicaciones o morir por COVID-19 que el resto de la población, de acuerdo con un estudio internacional.

"Nos sorprendió que subtipos anatómicos complejos, como fisiología univentricular de Fontán, no pareciera elevar el riesgo si los pacientes no tenían insuficiencia cardíaca, cianosis o arritmias descompensadas", dijo Jamil Aboulhosn, del Centro de Enfermedades Cardíacas Congénitas del Adulto de UCLA.

"Los factores de riesgo asociados con una peor evolución en los pacientes sin enfermedades congénitas también están asociados con más complicaciones" en los adultos con cardiopatías congénitas, destacó. "Son la edad avanzada, ser hombre, tener insuficiencia cardíaca, renal, diabetes o arritmias y necesitar oxígeno suplementario".

En Journal of the American College of Cardiology, su equipo publica los resultados obtenidos en 1044 adultos de 58 centros especializados en cardiopatías congénitas en el mundo.

Tenían unos 35 años y el 51% era mujer; el 11% tenía fisiología univentricular y/o de Fontán; el 8% tenía cianosis y el 7% tenía hipertensión pulmonar.

El 87% era COVID-19 positivo. El 6,4% de los casos graves necesitó cuidados intensivos; la mitad, intubación y el 52% de ese grupo murió.

Hubo 24 muertes por COVID-19, con una tazón caso/fatalidad del 2,3%.

Un estado fisiológico avanzado estuvo asociado con la mortalidad, no así la complejidad o el defecto anatómico.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, online 29 de marzo del 2021