La participación en actividades artísticas prolonga la vida

By Vishwadha Chander

Por Vishwadha Chander

(Reuters Health) - Los adultos mayores que frecuentan galerías de arte y museos, que van al teatro y a conciertos, vivirían más que los que no lo hacen, según sugiere un estudio de Inglaterra.

Aun tras considerar varios otros factores de salud y sociales, un equipo del University College de Londres halló que los mayores de 50 que habitualmente asistían a actividades artísticas eran un 31% menos propensos a morir en los siguientes 14 años que aquellos que no lo hacían.

Los que disfrutaban de esas actividades una o dos veces por año eran un 14% menos propensos a morir.

"Estos resultados respaldan análisis estadísticos y estudios antropológicos previos que habían sugerido que el arte beneficiaría a las personas mientras envejecen", dijo la coautora Daisy Fancourt, profesora asociada de psicobiología y epidemiología del University College de Londres.

"También es posible que esta asociación se deba a factores confundentes sin identificar, pero es promisorio que se mantenga aun tras considerar varios factores socioeconómicos, demográficos, de salud, sociales y conductuales", agregó Fancourt.

Los resultados coinciden con estudios previos que habían sugerido que el arte favorece la longevidad al mejorar la salud mental, mejorar el capital social y reducir la sensación de soledad y el sedentarismo, según publica el equipo en The BMJ.

Los autores analizaron información de una muestra representativa nacional de 6.710 mayores de 50 que habían ingresado a un estudio sobre envejecimiento en el 2002. En el período 2004-2005, los participantes respondieron con qué frecuencia asistían a actividades artísticas, entre otras preguntas sobre hábitos, educación e ingresos.

El equipo siguió los participantes hasta el 2018 a través de los registros del Servicio Nacional de Salud. Casi el 30% de la muestra había muerto.

Los hombres eran más propensos a morir, como así también las personas solteras, con bajos ingresos, sin trabajo, con enfermedades, con síntomas depresivos, cáncer y cardiopatías.

El 47,5% de los que murieron habían dicho al inicio del estudio original que nunca participaba de actividades culturales, comparado con el 26,6% que lo había hecho una o dos veces por día y el 18,6% lo había hecho más frecuentemente.

Estos resultados se suman a los del estudio sobre los beneficios del arte en la salud, según opinó Fancourt, cuando en muchos países "se recetan" actividades artísticas para mejorar la salud física y mental.


FUENTE: The BMJ, online 18 de diciembre del 2019