Los trastornos renales son comunes en niños con COVID-19

Redacción Reuters

Por Redacción Reuters

NUEVA YORK (Reuters Health) - La disfunción renal sería común en los niños y los adolescentes internados con Covid-19, de acuerdo con un equipo de Reino Unido.

El 7% de los adultos con Covid-19 padecen lesión renal aguda, según indican los primeros estudios de Wuhan, China. Pero un estudio de China sobre 36 pacientes pediátricos internados no halló casos de disfunción renal.

El equipo de la doctora Jelena Stojanovic, del Hospital de Niños Great Ormond Street, NHS Foundation Trust, Londres, evaluó la función renal de 52 pacientes pediátricos (0-16 años) internados por el virus SARS-CoV-2.

El 46% tenía niveles de creatinina en sangre por encima del valor máximo de referencia para la edad (ULRI, en inglés) y el 29% reunía los criterios diagnósticos de insuficiencia renal aguda (IRA) de la Asociación Británica de Nefrología Pediátrica.

Hubo un solo caso de IRA fuera de la unidad de terapia intensiva pediátrica (UTIP) y 11 ocurrieron con el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico asociado con el virus SARS-CoV-2, según publican los autores en The Lancet Child and Adolescent Health.

Apenas cuatro pacientes con IRA tenían comorbilidades y ninguno estaba inmunosuprimido.

El ultrasonido reveló riñones agrandados en cinco de 15 pacientes con IRA.

Ninguno de los pacientes con IRA necesitó la indicación de una biopsia renal o una terapia de reemplazo renal continua y, excepto un niño, el resto tuvo una disminución de los valores de creatinina por debajo del ULRI al momento de la internación.

"Nuestros datos demuestran la importancia de la vigilancia de la función renal de todos los niños internados por Covid-19 y de evitar simultáneamente los factores que exacerban la lesión renal, como la hipovolemia y el uso de fármacos nefrotóxicos", finaliza el equipo. "Los cuidados habituales deberían incluir la pesquisa de la nefritis y el seguimiento prolongado de las secuelas de la lesión renal aguda, como la hipertensión y la proteinuria."

Stojanovic no hizo comentarios sobre el estudio.

FUENTE: Lancet Child and Adolescent Health, online 15 de junio del 2020