Nueva evidencia de la relación causal entre Covid-19 y la enfermedad de Kawasaki en niños

Redacción de Reuters

Por Redacción de Reuters

NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio hecho en Francia refuerza la relación entre la infección por SARS-CoV-2 y el síndrome inflamatorio multisistémico similar a la enfermedad de Kawasaki en los niños, y sugiere que el riesgo sería mayor en los afroamericanos que en los caucásicos.

El estudio también sugiere que el síndrome representaría una reacción inmunológica postviral al coronavirus.

En The BMJ, el equipo de la doctora Julie Toubiana, de la Universidad de París, publica las características clínicas y demográficas de 21 niños y adolescentes (en promedio, de 7,9 años) con características de la enfermedad de Kawasaki internados en el Hospital Necker para Niños Enfermos de París durante dos semanas en abril y mayo.

El 57% era afroamericano. "Esta observación coincide con hallazgos recientes que sugieren que habría un efecto social y de las condiciones de vida o una susceptibilidad genética", señalan los autores.

Y advierten que "los países africanos donde la pandemia de SARS-CoV-2 se diseminó tendría una mayor cantidad de niños con enfermedad de Kawasaki y ahí habría que atender la falta de inmunoglobulina intravenosa".

El 57% de los niños tenía síndrome de choque tóxico por la enfermedad de Kawasaki y el 76% tenia miocarditis; el 81% necesitó cuidados intensivos. Los 21 niños tenían síntomas GI evidentes, leucocitosis y niveles altos de marcadores inflamatorios, incluidos proteína C reactiva e la IL 6 en sangre.

Dos niños desarrollaron alteraciones en el ECG y arritmias, según señala el autor de un editorial sobre el estudio, los que es "un fenómeno emergente que indica el compromiso cardíaco más allá de las anormalidades de las arterias coronarias y el compromiso miocárdico" en los niños y los adolescentes con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico.

Diecinueve de los 21 niños tenían signos de la infección por SARS-CoV-2: el 38% era positivos en la prueba de PCR-TR y el 90% era positivos en los tests de anticuerpos IgG. Dos niños eran negativos en ambos testes.

Solo un niño tenía síntomas sospechosos de Covid-19 al llegar al hospital y el 90% tenía un resultado positivo para anticuerpos IgG, lo que sugiere que la enfermedad de Kawasaki indicaría una reacción inmunológica postviral.

A todos los niños se les administró inmunoglobulinas por vía IV y el 48% también recibió corticoesteroides. "La evolución clínica fue favorable en todos los casos", publica el equipo. Tras ocho días de internación, se les dio el alta, sin muertes.



FUENTE: The BMJ, online 3 de junio del 2020