Programa de prevención de la violencia doméstica en Indianápolis para conectar a las víctimas con los servicios

·6 min read

Read in English.

Cuando Danyette Smith se dio cuenta de que estaba en una relación violenta en 2012, la madre de dos niños comenzó a investigar.

Sabía que un hombre no debe pegarle a una mujer, pero no estaba familiarizada con el ciclo de la violencia doméstica, algo que le permitiría comprender mejor la relación enfermiza en la que se encontraba.

Dos años después, Smith pudo escapar de los abusos y ponerse en contacto con un defensor de un grupo de ayuda de Indianápolis. Aun así, hubo "momentos muy oscuros... momentos de mucha soledad", dijo Smith, quien más tarde fundó Silent No More (No más silencio) una organización de concienciación y prevención de la violencia doméstica.

"Había tantas lagunas (en la obtención de ayuda)", dijo Smith a IndyStar, "que, si no hubiera tenido el conocimiento de la violencia doméstica de antemano y sabido lo duro que sería, lo más probable es que habría vuelto”.

"Pude darme cuenta de las carencias que hay en nuestra ciudad", añadió, "ya sea en lo concerniente a los recursos o simplemente alguien a quien acudir en relación con la violencia doméstica”.

Ahora, Smith va a dirigir un nuevo programa de prevención de la violencia doméstica a través de la Fundación de Seguridad Pública de Indy. El programa, financiado a través de la Oficina de Seguridad y Salud Pública tiene como objetivo servir de enlace entre las víctimas y sobrevivientes de la violencia doméstica y los recursos que necesitan que ya están en la comunidad.

Danyette Smith
Danyette Smith

"El objetivo general", dijo Smith, que comenzó a trabajar el lunes, "es ser ese componente de agilización y tener ese sistema para que las víctimas y sobrevivientes de la violencia doméstica tengan ese único programa al que acudir y que sepan que pueden obtener esa información concreta"

Smith supervisará a tres "defensores" encargados de salir a la comunidad para trabajar directamente con las víctimas y sobrevivientes de la violencia doméstica y ponerlas en contacto con los recursos que necesitan.

Estos defensores, según indicaron los funcionarios del programa, no solo serán expertos en violencia doméstica, sino que también tendrán conexiones con proveedores de servicios y organizaciones de ayuda en Indianápolis que proporcionan cosas como alojamiento temporal, empleo y servicios legales y de asesoramiento.

La iniciativa responde en gran medida al aumento de las denuncias de violencia doméstica, tanto en Indianápolis como en todo Estados Unidos, que coincidió con el inicio de la pandemia de coronavirus. De 2019 a 2020, el número de casos de violencia doméstica asignados a los detectives de la Policía Metropolitana de Indianápolis casi se duplicó, ya que tuvo un alza de 2,601 a 5,016, según datos del departamento. En el 2021, se asignaron a los detectives 5,524 casos de este tipo.

Estas cifras, según la policía, no incluyen los casos en los que se dispara a alguien, que suelen investigarse como agresiones con agravantes u homicidios. Sin embargo, el año pasado se produjeron varios homicidios que comenzaron como disputas domésticas. En un caso en agosto, un hombre disparó a una mujer, a una niña de 11 años y a un agente de policía antes de suicidarse en un complejo de apartamentos. La mujer murió posteriormente en el hospital.

Si bien hay una serie de grupos en Indianápolis que trabajan en la prevención de la violencia doméstica, los expertos en el campo dijeron a IndyStar que esos recursos tienden a ser "fragmentados", dejando a la gente la labor de explorar los servicios por su cuenta para encontrar lo que necesitan.

A candle is lit during the Domestic Violence Network annual memorial ceremony honoring the lives of those lost to domestic violence Tuesday, Oct. 5, 2021, at Meridian Street United Methodist Church, Indianapolis. Each attendee lit a candle for the names of those lost to domestic violence.
A candle is lit during the Domestic Violence Network annual memorial ceremony honoring the lives of those lost to domestic violence Tuesday, Oct. 5, 2021, at Meridian Street United Methodist Church, Indianapolis. Each attendee lit a candle for the names of those lost to domestic violence.

"Eso es lo que los sobrevivientes dirán que es increíblemente frustrante para ellos: tratar de navegar por un sistema complejo en el que la gente o bien no contesta al teléfono en este momento durante la COVID o bien está demasiado ocupada", dijo Laura Berry, Directora Ejecutiva de la Coalición de Indiana contra la Violencia Doméstica.

La organización de Berry tiene un alcance estatal, ya que presta servicios jurídicos a los sobrevivientes, coordina iniciativas políticas y apoya la amplia red de grupos de prevención, a menudo mediante ayuda financiera. Existe el servicio telefónico 2-1-1, señaló Berry, que remite a las personas que preguntan por los recursos contra la violencia doméstica. Pero esa línea de atención telefónica se ocupa de una amplia gama de asuntos. No se centra en la violencia doméstica, y no hay defensores en la misma comunidad que se conecten con las personas que necesitan los servicios.

"No tenemos un punto central en el que una persona pueda ayudar (a las víctimas) a navegar por todos los recursos disponibles, especialmente aquí en el centro de Indiana", dijo Berry. "Así que alguien que los ayude a navegar podría ser increíblemente beneficioso"

Jeffrey Edleson, profesor de la Escuela de Bienestar Social de la Universidad de California en Berkeley, subrayó que un programa como el de Smith debe hacer de la mejora del acceso a los servicios una "prioridad absoluta" Para ello, dijo, los trabajadores del programa tendrían que estar "muy vinculados a los servicios para mujeres maltratadas" en la comunidad.

Cuando IndyStar se puso en contacto con ellos, varios grupos de prevención de la violencia doméstica de Indianápolis dijeron que no estaban al tanto del nuevo esfuerzo financiado por la ciudad. Los responsables del programa señalaron que la iniciativa está aún en sus primeras fases y subrayaron que la colaboración con la comunidad será parte fundamental de su funcionamiento. Se han puesto en contacto con iglesias que tienen sus propios programas contra la violencia doméstica y dicen que se pondrán en contacto con otras organizaciones de la zona de Indianápolis.

El grupo también tiene previsto realizar actividades de participación y divulgación en los vecindarios y en los códigos postales más afectados por la violencia doméstica, lo que podría incluir el sondeo en determinadas zonas o la realización de eventos con otras organizaciones.

"En última instancia, uno de esos factores clave es llegar a la comunidad y concienciarla", dijo Smith.

El programa está financiado con $370,000 aprobado por el Consejo Municipal de Indianápolis en julio como parte de un esfuerzo mayor de prevención del crimen.

En diciembre, la ciudad dirigió decenas de miles de dólares a Silent No More y a la Red contra la Violencia Doméstica, ambas organizaciones con las que Smith ha trabajado. Unos $250,000 de los fondos de la Ley del Plan de Rescate Americano de la ciudad, dijeron los funcionarios de la ciudad, se destinarán a los servicios integrales de la violencia doméstica.

La Fundación de Seguridad Pública de Indy aún debe contratar y formar a los tres defensores, que se espera que empiecen a trabajar a tiempo completo en los próximos meses.

Para Smith, "destacar y ascender a los que ya están haciendo el trabajo dentro de la comunidad" será una parte importante de sus responsabilidades. Indicó que eso podría incluir la defensa de una mayor financiación para esas organizaciones.

Los responsables del programa tienen previsto mantenerse en contacto con la policía y utilizar los datos recogidos a través del departamento y de los organismos asociados para medir su éxito. A medida que el programa avance, dijo Smith, podrán ver mejor quién necesita ayuda en Indianápolis.

"Solo queremos asegurarnos de que conectamos la violencia general de la ciudad y la violencia doméstica, sabiendo que una incluye a la otra y que no están separadas", dijo Smith. "La violencia es extremadamente alta dentro de Indianápolis, por lo que introducir este programa definitivamente ayudaría, de nuevo"

Quienes deseen ponerse en contacto con el programa pueden enviar un correo electrónico a champions@indypsf.org.

Comuníquese con Lawrence Andrea al 317-775-4313 o landrea@indystar.com. Síguelo en Twitter @lawrencegandrea.

This article originally appeared on Indianapolis Star: Violencia doméstica en Indianápolis: nuevo programa une víctimas y servicios

Our goal is to create a safe and engaging place for users to connect over interests and passions. In order to improve our community experience, we are temporarily suspending article commenting