Tasas de suicidio disminuyen a medida que el salario mínimo aumenta

By Lisa Rapaport

Por Lisa Rapaport

(Reuters Health) - Las personas que solamente cuentan con estudios secundarios serían menos propensas a suicidarse cuando el salario mínimo aumenta, según sugiere un estudio de Estados Unidos.

Los autores analizaron la diferencia entre los salarios mínimos estaduales y federal, además de las tasas de desempleo y suicidio en los adultos de entre 18 y 64 años durante el período 1990-2015.

En el país, el valor del salario mínimo se modificó 478 veces en ese intervalo. La diferencia en los salarios anuales de los empleados de tiempo completo entre los estados con el salario mínimo federal y salarios mínimos más altos era de 2200 dólares.

Cada dólar de más estaba asociado con una disminución de la tasa de suicidio del 3,5-6% en los adultos sin educación formal superior. Las variaciones del salario mínimo no influyó en los adultos con niveles educativos más altos.

"Las leyes de salario mínimo podrían intervenir en la relación riqueza-salud para mejorar el bienestar de aquellos con trabajos de bajos ingresos y sus familias, que tienen menos acceso a recursos y alto riesgo de depresión y suicidio", dijo el autor principal, John Kaufman, de la Escuela Rollins de Salud Pública de Emory University, Atlanta.

En 1990, 36 estados tenían un salario mínimo igual al valor federal, mientras que en el 2015 esa situación se redujo a 21 estados, publica el equipo en Journal of Epidemiology and Community Health.

En el período 1990-2015, se suicidaron 399.206 personas que tenían estudios secundarios o no los habían completado, comparado con 140.176 personas con un título universitario o formación superior.

El impacto del aumento del salario mínimo en la tasa de suicidios en los estadounidenses con bajo nivel educativo era todavía mayor en los períodos con bajo nivel de empleo.

"Las leyes de salario mínimo serían especialmente importantes cuando el desempleo es alto y los empleadores disminuyen los salarios, lo que eleva el estrés en los trabajadores", dijo Alex Gertner, investigador de la Escuela Gillings de Salud Pública Global de University of North Carolina, Chapel Hill, y que no participó del estudio.

Tras el pico de desempleo del 2009 por la crisis financiera, el equipo calculó que se podrían haber evitado 13.800 suicidios entre 2009 y 2015 en los trabajadores con menor nivel educativo si se hubiese aumentado un dólar el salario mínimo por hora. Con dos dólares, se podrían haber evitado 25.900 suicidios en el mismo período.

En los 26 años estudiados, un dólar más de salario mínimo por hora podría haber evitado 27.550 suicidios en el mismo grupo, mientras que dos dólares más había logrado prevenir 57.350 suicidios.

El estudio no es un experimento controlado para demostrar si o cómo los salarios influirían de manera directa en la salud mental o los suicidios. Aun así, los resultados suman evidencia de que las políticas económicas afectan de manera directa la salud y la longevidad, según indicó Martin McKee, investigador de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Reino Unido, y que no participó del estudio.


FUENTE: Journal of Epidemiology and Community Health, online 7 de enero del 2020